Los 5 mejores radiadores eléctricos de bajo consumo de 2021

Con la llegada del frío, toca poner en marcha radiadores, estufas y chimeneas. Tanto si no tienes radiadores en casa como si quieres tener alguno para ir caldeando el ambiente antes de encender la calefacción, un radiador eléctrico puede darte la versatilidad que necesitas.

mejores radiadores eléctricos de bajo consumo

Un radiador eléctrico es un dispositivo que no requiere ningún tipo de obra, no produce combustión y se enchufa a la red eléctrica. Se puede usar para complementar a un sistema de calefacción central o bien como único sistema calefactor, dependiendo de la superficie y de las condiciones de la estancia. A pesar de que la luz no es especialmente barata, existen varios modelos que son muy eficientes energéticamente. En este artículo comparamos los 5 mejores radiadores eléctricos de bajo consumo, en función de sus ventajas, inconvenientes, potencia, seguridad y otras prestaciones.

Los 5 mejores radiadores eléctricos de bajo consumo del mercado

Nota: si estás viendo la tabla desde un móvil o tablet puedes desplazarla hacia la derecha con el dedo para ver el resto de la tabla.

ModeloCecotec
Orbegozo
Haverland
Lodel
Purline
Análisis
Potencia (W)600-1800500-1800600-1800600-15002000
Superficie de la estancia (m2)8-257-256-226-1820
Peso (kg)4,52-8,923,6-9,4810,9-264,4-85
UbicaciónSuelo y paredSuelo y paredParedSuelo y paredSuelo
¿Tiene ruedas?NoNoNoNo
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

1. Cecotec

El radiador Cecotec tiene una estética muy discreta y se adapta a estancias de distinto tamaño.

El radiador Cecotec tiene una estética muy discreta y se adapta a estancias de distinto tamaño. Existen 5 modelos disponibles, su potencia y superficie para la que están diseñados se indica a la derecha de la imagen.

Dispone de un temporizador con el que puedes programarlo 24 horas los 7 días de la semana, para no tener que estar pendiente de encenderlo y apagarlo. Sin embargo, su manual de instrucciones no es muy intuitivo, así que puede que no te resulte sencillo programarlo.

Es fácil de transportar y, aunque no dispone de ruedas, puedes anclarlo a la pared con el kit de instalación que viene incluido o bien situarlo en el suelo con las patas y poder llevarlo de  una habitación a otra.

Emite calor, sobre todo, por la parte superior y por los laterales. Por debajo, no. Lo más recomendable es situarlo debajo de las ventanas y alejado de los muebles porque el calor puede deformar la madera o resecarla.

Aunque es compatible con un enchufe wifi, necesitas pulsar el botón de on/off para ponerlo en marcha. Así que no puedes encenderlo a distancia para que a cuando llegues a casa esté calentita. Tampoco es compatible con Alexa.

Pros
  • Válido para estancias de distintos tamaños.
  • Se calienta relativamente rápido.
Contras
  • No se puede encender estando fuera de casa.
  • No es muy sencillo de programar.

Ver precio

2. Orbegozo RRE 1010

El radiador Orbegozo es ideal para usarlo en dormitorios.

El radiador Orbegozo tiene 6 modelos disponibles que se adaptan a las dimensiones de tus estancias. Además, cada radiador se puede programar independientemente, así que puedes regular la temperatura en cada estancia de forma separada.

Tiene un programador semanal que te permite elegir las horas en las que está encendido y a qué temperatura. Sin embargo, no se puede programar para que se apague totalmente. Lo que sí puedes hacer es fijar una temperatura muy baja a partir de una hora determinada para que no se encienda.

Puedes anclarlo a la pared para que ocupe menos espacio o bien apoyarlo en el suelo gracias a los pies de apoyo que vienen incluidos.

Calienta la estancia en poco tiempo y la sonda que regula la temperatura tiene una tolerancia reducida. Es decir, el aparato responde muy rápidamente en cuanto baja ligeramente la temperatura de la estancia, de manera que la sensación de confort permanece constante.

Se controla mediante una pantalla digital LCD y mando a distancia. La pantalla se enciende cuando lo pones en marcha y se apaga enseguida para que no te moleste por la noche. Así que es estupendo para usarlo en un dormitorio o en la habitación de los niños.

Pros
  • Ideal para una variedad de estancias.
  • Funcionamiento óptimo para mantener la temperatura constante.
Contras
  • No es compatible con Google Assistant o Alexa.

Ver precio

3. Haverland RCE6S

Radiador que conserva muy bien la temperatura de la habitación.

La gama de radiadores eléctricos RCES está diseñada con elementos rectos de aluminio y un fluido térmico de alta inercia térmica. Es decir, tienen un líquido interno que acumula el calor haciendo que, una vez apagado, siga calentando durante una hora más aproximadamente.

Los radiadores de fluido son más eficientes que los secos, pero en general consumen más energía. Para optimizar tu gasto, incluye un indicador de consumo que te permite saber lo que estás consumiendo en cada momento. Así, puedes jugar con distintas temperaturas y variar las horas que está encendido hasta que encuentres la combinación que más te satisfaga.

La sensación de calor que proporcionan es muy placentera. No obstante, tardan más tiempo en calentarse que los que radiadores de tecnología seca.

Por normativa, este tipo de radiadores de fluido deben ser instalados en pared. No se permite el uso de soportes de suelo o ruedas.

Su termostato a veces no funciona correctamente, especialmente si la temperatura de la estancia es muy fría. De manera que si quieres que la temperatura de la habitación sea de 20º, deberás fijar la temperatura deseada en 25º. También incluye la función “boost” que activa el aparato durante 120 minutos, sin tener en cuenta el termostato, para acelerar el proceso de calentamiento.

Dispone de varios programas predefinidos dependiendo de la estancia, aunque pueden resultarte un poco liosos, y se puede controlar a través de un enchufe inteligente siempre que el tiempo de desconexión eléctrica sea inferior a 24 horas.

Es ideal si tienes niños pequeños en casa porque incluye un limitador térmico de seguridad y bloqueo de teclado para no tener ningún susto.

Pros
  • Conserva la temperatura durante mucho tiempo.
  • Compatible con un enchufe inteligente.
Contras
  • Tarda más tiempo que los secos en calentar la habitación.

Ver precio

4. LODEL

Radiador muy ligero y sencillo de usar, apto para cuartos de baño.

El radiador Lodel tiene un diseño ultraligero de aluminio que combina bien en cualquier estancia.

Se puede configurar para que sea muy simple de usar y simplemente tengas que pulsar para encenderlo y apagarlo. También se puede programar qué horas quieres que el aparato esté conectado y qué horas prefieres que esté apagado, día a día, a lo largo de la semana. Su tecnología de seguridad incluye limitador térmico de seguridad y bloqueo de teclado.

Puedes usarlo varias horas al día porque cuando alcanza la temperatura máxima se apaga automáticamente para evitar sobrecalentamiento. No obstante, su consumo puede dispararse si el uso es prolongado, así que no se recomienda para usarlo más de 5 horas al día. Para mantener un confort agradable durante toda la noche, por ejemplo, es mejor usar un radiador de tipo fluido como el Haverland.

Se puede colocar tanto anclado a la pared como en el suelo. Incluye todos los elementos necesarios para ambas instalaciones. Además, se puede ubicar en el cuarto de baño siempre y cuando haya una distancia mínima de 60 cm desde el aparato a la bañera o ducha.

Puede interferir con otros aparatos electrónicos que tengas en casa, como la televisión. A lo mejor cuando pulsas el mando de la televisión, también se enciende/apaga el radiador. Puedes evitar este inconveniente interponiéndote entre en mando y el aparato o encendiendo la televisión manualmente.

Pros
  • Calienta rápidamente la habitación.
  • Simple de programar.
Contras
  • Puede acoplarse con la televisión.
  • Si se usa durante todo el día/noche su consumo puede ser elevado.

Ver precio

5. Purline

Calefactor funcional con muy buena relación calidad precio.

El radiador PURLINE tiene 2000W de potencia y es ideal para calentar estancias de hasta 20m2.

Ver en Amazon

Se calienta muy rápidamente, así que no tendrás que esperar a que tu casa alcance una temperatura confortable cuando llegas. Puedes ponerlo a tope 5 o 10 minutos y luego bajar la potencia.

Dispone de ruedas y es ligero, así que puedes moverlo de habitación en habitación. Ten cuidado de cogerlo siempre por la parte plástica y no metálica porque puedes quemarte. Se echa en falta un asa.

Su termostato ayuda a mantener la temperatura de la habitación y hace que el calefactor se apague cuando la estancia alcanza la temperatura seleccionada. Consume muy poca energía.

Pros
  • Muy buena relación calidad precio.
  • Se calienta muy rápidamente.
Contras
  • No se puede anclar a la pared.

Ver precio

 

Estos artículos también pueden interesarte…

¡Haz clic para puntuar este contenido!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario